Mi jubilacion

Cuando yo me jubilé

dejé las obligaciones,

me desprendí del reloj,

me olvidé de los tacones.

El desayuno, en la casa

que estaba harta del bar.

La comida recién hecha

nada de recalentar.

Si el estres no es nada bueno,

por ir a contra-reloj

¿por que no penso un galeno

en darle otra soluccion?

” No comas eso que engorda,

produce colesterol

– tomate esta pastillita

porque te lo mando yo”

Pues mandeme a las Bahamas,

ya vera como me curo

tumbadita en una cama

y al estres le den……por alli.

 

reflexiones de un dia de mayo de 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.