¿Que nos vendrá ahora?

Hace años, por estas fechas, se llenaban los buzones de christmas.

Después llegó el teléfono, y el correo pasó a un segundo plano, pues con una llamadita, cumplíamos.

Pero vino internet. Entonces fue el no vá mas: un correo electrónico con mas o menos imaginacion (que a veces lo recibías varias veces de distintas personas y a su vez lo volvíamos a reenviar) total que abrias tu correo y te pasabas un buen rato leyendo, mirando, reenviando las mismas cosas. No necesitabas cartas, ni sellos, ni hablar con nadie.

Este tambien fue derrotado porque llegó el whatsapp, que cumple con la misma misión: bombardear con mensajes repetitivos que no se sabe si quieren felicitarte o quitárselos de encima.

Yo me pregunto: ¿ que será lo próximo?

Ay, aquellos christmas, con sus nacimientos y sus purpurinas y  hasta los había en tres dimensiones.

Y esa alegría cuando veías al cartero acercarse a tu casa con un puñado de cartas y tu deseando abrirlas y ver de quien eran.

Y esas propinas que se les daba a los carteros.

En fin, dice el refrán (y casi todos los refranes tienen razón) que cualquier tiempo pasado fué mejor) No se si será mejor o peor, eran otros tiempos, pero a veces me gustaría retroceder y volver a vivir  otra época.

Es lo que tiene el progreso.

FELIZ NAVIDAD! FELIZ AÑO! Y FELICES REYES MAGOS.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.